La moralidad del P2P | Tres Tristes Tigres

sábado, 18 de abril de 2009

La moralidad del P2P

emule ciegoMucho se está hablando últimamente sobre las descargas de archivos (de momento legales) a través de las redes P2P. Entre que Sarkozy está como loco por que se apruebe su ley anti-P2P y el nuevo nombramiento de Ángeles González-Sinde (ex-presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas) como nueva ministra de cultura, uno llega a pensar si esto de bajarse gratuítamente música y cine llegará a su fin.

Sinceramente no lo creo, no me imagino internet sin la posibilidad de compartir archivos libremente. Si lo prohibiesen en España nos estarían quitando parte de la poca libertad que tenemos, que por desgracia está más en internet que en la vida real. Aunque bueno, en Suencia ya lo han prohibido.

Yo personalmente llevo ya varios años descargando y compartiendo archivos en redes p2p, incluso antes de que existiese el emule. De todas maneras me he cuestionado algunas veces la moralidad, si es lícito o no, descargarme archivos con derechos de autor.
A mi modo de ver es totalmente lícito ya que no voy a sacar nigún beneficio económico de ese archivo. Pero es que además haga lo que haga con ese archivo (pasarlo a un mp3, disco duro, CD, DVD...) una sociedad decide cobrarme una parte que irá a determinados artistas.

Hasta aquí todo bien, yo evito pagar por la obra pero alguien me cobra por transportarla. Con lo cual ¿de qué coño se quejan? Evidentemente todavía quieren más dinero ya que dicen que la gente ya no va al cine y no se compra música. En cambio las ventas en videojuegos siguen aumentando cada año ¿Qué pasa, que los juegos no están en las redes p2p? ¿No será que el ocio está cambiando?

De todas maneras, hay músicos que no están afiliados a la SGAE y también venden su música para sobrevivir, ¿Qué pasa si también nos bajamos la música de ese artista no tan conocido? Yo creo que es aquí donde deberíamos de ser conscientes de lo que estamos haciendo y es donde entra en juego la moralidad de la que intento hablar en este post. Si te has bajado un disco de un artista poco conocido y te ha gustado quizás deberías intentar ayudarlo de alguna manera, bien acudiendo a alguno de sus conciertos o comprando el disco (si crees que su precio es justo).

En el caso del cine, de ir al cine, simplemente pienso que es algo en decadencia. No entiendo porqué las compañías de cine se empeñan en sacar las películas en el cine y después en otros formatos. Quizás si el mismo día del estreno en el cine, pusieran la película en internet vía streaming, cobrando algo menos que por verla en el cine, podrían sacar un beneficio mayor.
Es decir, que en el caso del cine creo que es un caso de que la industria está desfasada y debería de intentar sacar tajada precisamente de su peor enemigo, las altas velocidades de hoy en día en las conexiones a internet.

En mi caso personal, en los últimos 7 años más o menos solo me he comprado 2 o 3 discos de música originales y he ido 2 míseras veces al cine. En cambio me he gastado cientos de euros en acudir a conciertos de músicos que no conocería tanto si no me hubiese descargado su música de las redes p2p.

En definitiva, ya que gracias a las redes p2p tenemos acceso a una cantidad de cultura increíble, impensable hace tan solo 10 años deberíamos de ser un poco responsables y aportar algo al artista si creemos que se lo merece.
Entradas relacionadas:
Iron Maiden y el DRM

3 comentarios:

Banyuken.es dijo...

¿Dos veces al cine en siete años?, buf... yo no podría.

Popeso Dudando dijo...

Yo la última que he visto fue Alatriste y la anterior Titanic. Así que llevo dos en doce años. Yo gano.
¡Ah! y no tengo problema moral alguno por bajarme archivos. Antes me gastaba como mucho 50 euros al mes en cine y música, y ahora pago 100 de cable. Así que tú me dirás.

franKeinas dijo...

Dichosos los ojos Popeso, cuanto tiempo. Ya te vale, Hollywood andaría pidiendo limosna si por ti fuera :)

Publicar un comentario en la entrada